Mouse Genetic Dissection of Huntington's Disease Pathogenesis in vivo


La enfermedad de Parkinson tiene un capítulo especial en el libro Toxicity and autophagy in Neurodegenerative Disorders, publicado recientemente y del que José Manuel Fuentes, investigador principal de CIBERNED y coordinador del grupo de investigación PARK de la Universidad de Extremadura, es editor y en el que participan varios grupos de CIBERNED. 

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurodegenerativo caracterizado
por una desregulación del sistema de degradación celular
. La acumulación de proteínas mal plegadas en el cerebro de las personas con párkinson causa neuroinflamación y estrés oxidativo provocando una neurodegeneración progresiva.

La autofagia juega un importante papel en la progresión del párkinson. En el capítulo del libro Toxicity and Autophagy realizado por el grupo de CIBERNED liderado por José Manuel Fuentes, se analiza la relación de los diferentes tipos de autofagia con el estrés oxidativo y con varias proteínas implicadas en la enfermedad de Parkinson, mostrando la desregulación de estos procesos cuando las proteínas están mutadas. Además, se muestra una posible terapéutica alternativa. 

La autofagia es un mecanismo con una regulación muy compleja, y todavía hay muchas lagunas en la comprensión de este proceso, en parte debido a la extensa red de rutas de regulación existentes en el proceso de reciclaje de las células. 

En las neuronas coexisten 3 tipos de autofagia: microautofagia, autofagia mediada por chaperonas y macroautofagia, para mantener la homeostasis intracelular y apoyar el desarrollo y la plasticidad neuronal. Las perturbaciones en estas vías de reciclaje celular podrían ser las responsable de la acumulación de proteínas mal plegadas en la enfermedad de Parkinson. Algunos estudios han demostrado que la activación de la autofagia permite la degradación de alfa-sinucleína en párkinson, mientras que las formas mutantes de esta proteína pueden bloquear esta vía de degradación.

La modulación de la autofagia puede ser una estrategia terapéutica en párkinson. De hecho, en algunos casos la activación de la autofagia es una respuesta adaptativa que compensa el aumento de la carga de proteína y tiene un efecto neuroprotector. 

En el libro Toxicity and autophagy in Neurodegenerative Disorders, encontraréis información pormenorizada sobre los avances en el conocimiento de los mecanismos de la autofagia en la enfermedad de Parkinson y posibles estrategias terapéuticas.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información