Ministerio_de_Economia_y_Competitividad
Ministerio_de_Economia_y_Competitividad
 Los cannabinoides en enfermedades neurológicas
El equipo investigador en la Facultad de Biología de la UB.

El grupo de investigadores de CIBERNED, liderado por el Dr. Peter McCormick (perteneciente al grupo de Enric Canela) ha descubierto una nueva función de la dopamina en la glándula pineal, implicada en la regulación del sueño, como han publicado la revista PLoS Biology.

El descubrimiento de esta nueva función de la hormona Dopamina será de gran utilidad en el diseño de nuevos tratamientos que ayuden a paliar alteraciones del ritmo circadiano, como las que se producen en el caso del trastorno horario, jet lag, en las personas que trabaja en horarios nocturnos y en los trastornos del sueño en general que, según datos de la Organización Mundial de la Salud afectan a un 40% de la población mundial y a un tercio de la población adulta en España.

Las alteraciones del “ritmo circadiano” también producen alteraciones del índice de masa corporal por encima de los niveles recomendados en el 50% de los europeos, según el informe "Health at a Glance Europe 2010 report" de la Comisión Europea y la OCDE, y alteraciones del comportamiento que afectan a 1 de cada 4 individuos al menos una vez en su vida (Bulletin of the World Health Organization), en los que los niveles de melatonina están relacionados.

El denominado “ritmo circadiano” consiste en una serie de procesos biológicos que permiten adaptar la actividad cerebral según el momento del día (ciclos de luz y oscuridad). Uno de los protagonistas en esta adaptación es la glándula pineal, una de cuyas funciones es la síntesis de melatonina, la cual se produce y libera por la noche.

La noradrenalina es una hormona que participa en la regulación de la síntesis y liberación de melatonina en la glándula pineal. Para ejercer su función, ha de unirse a sus receptores en la membrana de las células. Durante mucho tiempo se creía que estos receptores de noradrenalina actuaban de manera individual. En este trabajo se ha descubierto que los receptores de noradrenalina no actúan de forma independiente, sino que forman heterómeros con otras proteínas, los receptores de dopamina.

La dopamina, que es un importante neurotransmisor, al interaccionar con sus receptores, inhibe los efectos de la noradrenalina y disminuye la producción y liberación de melatonina, al final del periodo de oscuridad.

Este proyecto se ha llevado a cabo por el grupo de investigación de CIBERNED de Neurobiología Molecular de la Universidad de Barcelona en el que trabajan los profesores Dr. Peter Mc Cormick, Dr. Enric Canela, Dr. Antoni Cortés, Dra. Josefa Mallol, Dr. Vicent  Casadó y Dra. Carme Lluís, y en el que ha participado el Dr. David Moreno y los doctorandos Sergio González y Estefanía Moreno.